MANUAL DE LA PERFECTA CABRONA (4TA PARTE)

[IV]¡Podemos Hablar! 

 No hay nada mejor que un grupo de muje­res reunidas con tiempo para charlar. ¿Y qué hacemos nosotras, las mujeres, cuando ha­blamos? Llegamos al fondo de las cosas. Es hermoso.Empezamos en la adolescencia, cuando estamos en permanente lucha contra todo y contra todos. Ahí es cuando descubrimos lo perspicaces que son nuestras amigas, lo bien que nos entienden.Comprenden lo absurdo que es el toque de queda impuesto por nuestros padres, y el imposible examen de historia; se compade­cen de nosotras por el doloroso aparato de ortodoncia que nos vemos obligadas a llevar, por la crueldad gratuita que demuestra el chi­co que no llama y por el desastre de la blu­sa nueva que se encoge al lavarla; y, como nosotras, desfallecen ante la sola mención de nuestros ídolos musicales o cinematográficos. Una vez recuperadas de nuestros años de adolescencia (cosa que la mayoría de no­sotras consigue tarde o temprano), somos capaces de formar amistades fuertes y dura­deras con otras mujeres. Nuestras mejores amigas son aquellas con quienes no escon­demos a nuestra cabrona interior.Mientras mis amigas y yo luchamos contra nuestra tendencia hacia el encanto tóxico, nuestra cabrona interior nos ayuda a establecer fronteras que mantienen sana la amistad. ¿Chantaje emocional? ¿Revelar secretos? ¿Cotilleo mal intencionado?Yo creo que no.

 AMIGAS DE VERDAD ¿Es fácil para dos o más mujeres en contacto con sus cabronas interiores ser amigas?Yo creo que no, pero ciertamente esa amis­tad es más significativa que en aquellas re­laciones basadas en el encanto tóxico.Las reglas que rigen las relaciones entre mujeres son tan complejas que, en compara­ción, el nudo gordiano parece un juego de ni­ños. Pero es precisamente esta complejidad lo que hace este tipo de amistades tan grati­ficantes.Las amigas que están en contacto con su cabrona interior con frecuencia son las que nos dan más apoyo: son a quienes acudimos cuando sentimos que nuestro carácter em­pieza a diluirse ante jefes poco razonables y fechas de entrega imposibles, frente al aman­te que de repente deja de llamar y ante la tris­teza por la pérdida de nuestros pendientes preferidos. Son las que nos recuerdan la im­portancia de nuestros sueños y aspiraciones, y las que nos animan silenciosa o ruidosa­mente cuando el camino parece demasiado empinado o largo.El principal elemento del vínculo entre las mujeres es el amor. Si no nos amáramos, no nos molestaríamos en decir la verdad. Sim­plemente nos dejaríamos resbalar de una de­cepción a la siguiente, con lo que acabaría­mos reuniendo suficiente experiencia como para convertirnos en cantantes de blues.Lo maravilloso de entrar en contacto con nuestra cabrona interior consiste en que po­demos escuchar nuestra propia voz. La ca­brona interior es muy sabia y no tiene miedo de decir las verdades, aunque depende de no­sotras escucharla. El hecho es que, después de haber oído la misma melodía durante tan­to tiempo, podemos saber cuándo va a em­pezar y, en ocasiones, podemos librar a una amiga del peligro.Por ejemplo, cuando el novio de nues­tra amiga le rompe el corazón al irse a Hawai para ayudar a su amigo a empezar un nego­cio, ¿le echamos en cara que se lo habíamos advertido? Claro que no. Estar en contacto con nuestra cabrona interior requiere de sen­sibilidad.Ella: -¡No puedo creer que me haya dejado! ¡Y para vivir en un lugar donde ha­ce calor durante todo el año! Quizá deba ir tras él.Tú: -¿Sabes cuántas serpientes venenosas hay en Hawai?Después nos las arreglamos para reunirnos con frecuencia para ver películas como Thelma y Lauise o El diario de Bridget Jones y pedir que nos lleven una pizza o comida china, evitando cuidadosamente cualquier alusión a Hawai. Con el tiempo, cambiamos a películas extremadamente románticas ubi­cadas en lugares como, por ejemplo, Alaska (siempre y cuando la ropa de abrigo permita apreciar los atractivos del protagonista).
“AMAME EN TODO MI SER”.         

 ELIZABETH BARRET BROWNING

 [V]La cabrona en la cama 

Bueno, la cabrona enamorada… ¡De verdad! ¡Cómo conservar a la cabrona interior en ese impetuoso carrusel de la vida que es el ro­mance? Si es verdad que lo que buscamos en nuestras parejas es la intimidad, entonces es indispensable que dichos compañeros estEen al tanto de la existencia de nuestra cabrona Interior. No podemos intimar de verdad con alguien que no conozca y respete cada as­pecto de nuestra personalidad (hecho abun­dantemente demostrado durante la década de los cincuenta).Afrontémoslo: el terreno amoroso es el más propicio para el desarrollo del encanto tóxico, y también donde éste resulta más peligroso.Muchas de nosotras tenemos miedo de que los hombres que amamos no quieran saber nada de nosotras si realmente llegan a conocemos.Pero cuando no conocen nuestro verda­dero ser, vivimos con el temor de su desilu­sión si nos revelamos ante ellos.¡Caramba, aquí tenemos un círculo vicioso! Estar en contacto con nuestra cabrona interior rompe ese ciclo. 

EL CAMINO TÓXICO HACIA LA INTIMIDAD 

Éste casi siempre empieza en la primera cita. A continuación, un guión en el que el encanto tóxico tiene un papel importante:Posible pareja: -Estaba pensando que por qué no vamos al cine.Chica encantadora: -¡Genial!En realidad, la chica encantadora odia el cine y preferiría hacer algo más interacti­vo, como jugar al billar. Pero no se atreve a decirlo por temor a que su pretendiente piense que es demasiado dominante o exigente o… La lista continúa, pero siempre termina con la temible posibilidad de parecer una cabrona ante los ojos del hombre.Durante la primera cita, la chica encantadora sin duda alguna fingirá que se está di­virtiendo, cuando lo que en realidad quiere es una oportunidad para conocer al individuo en cuestión. Es probable que también le agra­dezca efusivamente la maravillosa velada que acaban de pasar, sin dejar de pensar, eso sí: “Si de verdad le gusto, luego haremos lo que yo qu¡era».Por supuesto, eso ocurre muy rara vez, por no decir nunca. La chica encantadora continuará cediendo 

EL CAMINO DE LA CABRONA INTERIOR HACIA LA INTIMIDAD 

Todo es mucho más sencillo cuando, desde el principio, olvidamos el miedo. Observa lo siguiente:Él: -Estaba pensando en que podríamos ir al cine.Ella: -Me gustaría conocerte mejor. ¿Qué te parece si vamos a jugar al billar? De esta forma, el individuo está al tan­to de lo que ella quiere desde el principio. Y se abre el camino a la negociación. Ella ha insinuado lo que quiere hacer y ha dejado la puerta abierta para una contraoferta. Esto per­mite que la posible relación comience desde una base de igualdad.Por supuesto, quizá él no quiera transigir. Puede, de hecho, sentirse abrumado ante una mujer que no quiera acceder a cada sugerencia suya. Ese tipo de hombre desaparecerá tarde o temprano. Y no importa lo mas mínimo, por­que no deseamos un compañero así, ¿verdad? ¡Por supuesto que no! 

EL SEXO Y LA CABRONA INTERIOR 

Muy bien. Respira hondo. Ésta es indudablemente una de las áreas más importantes de nuestras vidas en lo que a la cabrona in­terior se refiere. En realidad, el sexo es una de las cuestiones fundamentales. Punto. De ahí se deduce que es de suma importancia estar en contacto con nuestra cabrona inte­rior antes de acostarnos con alguien. He aquí el porqué. 

Selectividad

Estar en contacto con nuestra cabrona interior nos garantiza que elegiremos cuida­dosamente a las personas con las que com­partiremos nuestros cuerpos.Muchísimas de nosotras, sólo por ser amables, hemos terminado acostándonos con personas con las que (después nos di­mos cuenta) no querríamos tomar ni siquie­ra una taza de café. (Por favor, ¡sabes que es cierto!).¿Las justificaciones? “No quería herir sus sentimientos». O: «No lo sé, sólo sucedió». No hay necesidad de flagelarnos por lo que pasó. ¿Pero es necesario continuar ha­ciéndolo?Yo creo que no.

Orgasmos

El encanto tóxico puede ser un serio impedimento para la satisfacción sexual. «No quería que pensara que no era feliz», dice la chica encantadora después de meses (o años) de sexo insatisfactorio. Estar en contacto con nuestra cabrona interior nos garantiza que llegaremos al orgasmo. Incluso con otras personas.Y tampoco tenemos miedo de que nos di­gan lo que quieren que hagamos. Todo el mun­do gana cuando la cabrona está en la cama. 

Sexo seguro

Estar en contacto con nuestra cabrona interior nos garantiza que, después de haber elegido con todo cuidado, no supondremos que, en virtud del encanto, sería imposible que nuestro compañero (o nosotras mismas) tu­viera una enfermedad de transmisión sexual. El encanto no inmuniza a nadie.Insistir en practicar sexo seguro puede ser difícil, pero considera las alternativas. Entonces, ¿cómo aborda el tema la cabrona interior? De frente.Por ejemplo: todo es perfecto, las lám­paras a media luz, la música que suena sua­vemente y tú has pasado la noche anticipan­do ese momento. Suspiráis, os miráis a los ojos… Nadie quiere romper el hechizo del momento, pero tú sabes que debes hacerlo.-Querido -dices-, ¿tienes condones? -No, mi amor -contesta-, pero pue­des confiar en mí.-Yo creo que no -dices haciendo acopio de todo tu carácter.Si su respuesta es:-No, pero voy corriendo a la farmacia. Ofrécete a conducir.Y recuerda, ahora somos adultas. Está bien tener condones en el bolso.
“El efecto de comer demasiada lechuga es soporífero”.                                                      BEATRIX POTTER

~ por yeei en julio 30, 2007.

17 comentarios to “MANUAL DE LA PERFECTA CABRONA (4TA PARTE)”

  1. comer lechuga da sueño?
    interesante
    nota mental:
    llevarlas a super salads

  2. JAJJAJAJAJAJAJA

  3. Si da sueño zzzzzzzzzzzzz. Yo comi lechuga ayer. es Cientifico. Yeei todavia no te demandan por transcribir el libro de la perfecta cabrown. Mira que bien, al fin que Sinful te saca del bote. Ahora si amiguis prometo ponerte en mis favoritos, sino que recta haga la reina del regge 2 o que no suba otra vez el mensaje, lo tuve que volver a escribir chin.🙂

  4. Yeei ya te puse en mis favortitos🙂 Pense al rato lo hago y al momento dije no de una vez, porque sino no lo hago me cae la maldición jajajaja Saludos chiquilla🙂

  5. eres narkilla verdad yeei?

  6. JAJAJAJJAJAJAJAJAJ
    TE EXCEDES SINFUL JAJAJAJA
    HASTA ME DA RISA JAJAJAJJA

  7. NI NARKILLA NI NAKILLA JAJAJJA
    SALU2

  8. holaaaaaa yeei aqui saludando. Bye.

  9. yeei se te acabó el libro?

  10. jajaja no sinful nada mas que no he tenido chanza jajajaja

  11. hola yeei, espero que estes bien y francis te haya dado mis saludos.
    ten bonito fin de semana.

  12. igualmente sinful si mdio tus saludos cuidate
    y excelente fin

  13. yeei y cuando sigue lo demas del libro, flojaaaaaaaaaa. Saludis feliz lunes🙂

  14. hola yeei, que bueno que no seguiste con ese libro malo, que les da malas ideas a las niñas sumisas😛

  15. Bien chido que esta vd blog🙂

  16. SIMPLEMENTE SEAN INFIELES MUJERES¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  17. esto es super chulo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: